fauna azcapo_53
fotografía Ruben Camarillo           @rcamarillophoto

 

La hormiga es un animal importante para la cultura mexica, en los mitos del origen, es una hormiga roja la que conduce a Quetzalcóatl al maíz alimento principal de los hombres. El mismo Quetzalcóatl se transforma en una hormiga negra para acceder al grano de la planta y de esta manera dar alimento a los hombres.

La delegación Azcapotzalco basa su nombre en la laboriosa hormiga. la palabra azcapotzalco hace referencia a un montículo de hormigas y por extensión al hormiguero. La palabra completa significa en el hormiguero. La hormiga está vinculada directamente con la identidad de esta zona de la Ciudad de México, desde sus orígenes y ya la encontramos representada en el códice mendocino por una hormiga roja en un hormiguero con granos de maíz; hoy se conserva ese origen y a la hormiga en el nombre y el logo de la delegación, cabecera del antiguo reino prehispánico de los tepanecas. La presencia de la hormiga se manifiesta de manera curiosa y profética también en la torre de la Parroquia de los Santos Apóstoles Felipe y Santiago, ubicada en el centro de la delegación, esta parroquia fue erigida en su primera versión entre 1528 y 1529 por fray Lorenzo de la Asunción de la orden de los dominicos, sobre los templos de la cultura tepaneca que habitaba la región. La parroquia se volvió a construir en el siglo XVII cuando un fuerte temblor destruyó la original y de nueva cuenta en el siglo XVIII.

Tanto Fray Bernardino de Sahagún en la Historia General de las cosas de la Nueva España, como Francisco Xavier Clavijero en la Historia antigua de México, describen algunas de las hormigas de nuestro país. Dice Sahagún: “Hay muchas maneras de hormigas en esta tierra…” y enumera hormigas de diferentes tipos que existen en nuestra tierra, sobre todo remarcando lo doloroso de sus mordeduras. El mismo Sahagún en el libro V dedicado a los malos agüeros que los indígenas veían en los seres vivos, dice que descubrir hormigueros al interior de una casa, era señal de mala suerte. “…teniendo entendido que aquello era señal que habían de tener persecución los de aquella casa, de parte de algún malévolo o envidioso porque había que las hormigas que se criaban en casa eran significación de aquello arriba dicho, o que los envidiosos y malévolos las echaban dentro de casa por mal querencia y por hacer mal a los moradores, deseándoles enfermedad o muerte, o pobreza y desasosiego.” (Sahagún, Fray Bernardino de. Historia general de las cosas de la Nueva España. Libro V Capítulo X, 1.)

Y Clavijero, por su parte, doscientos años después clasifica en tres especies a las hormigas que habitan en México; negras y pequeñas, que dice son comunes a los dos continentes, refiriéndose a Europa y América, “Otras son grandes y rojas, armadas de un punzón, con el que hacen dolorosas picaduras: los españoles las llaman bravas. Otras, llamadas arrieras, son grandes y pardas, y se les ha dado aquel nombre, porque se ocupan continuamente en el transporte de sus provisiones, con mucho más ahínco que las hormigas comunes; por lo que son mucho más perniciosas a los campos. (Clavijero, Francisco Xavier. Historia antigua de México.)  Clavijero termina su descripción de las hormigas con una cuarta especie; las hormigas mieleras. Clavijero se atreve a conjeturar que lo que llevan estas hormigas no es miel, sino huevos. Hoy sabemos que es falso, estas hormigas sí producen miel. Conocida científicamente con el nombre de Myrmecocystus mexicanus, este tipo de hormiga es nativa del sur de Estados Unidos y el norte y centro de nuestro país. Clavijero la ubica en su texto como exclusiva de Michoacán, pero esto tampoco es cierto. La miel que produce la hormiga mielera o melífera tiene conforme a las tradiciones prehispánicas e indígenas, cualidades medicinales y se utiliza en contra de la otitis, diversos males bucofaríngeos y fiebre.

 

fauna azcapo_53 (3)
Fotografía Ruben Camarillo                                                     @rcamarillophoto

Pero volviendo a las hormigas en la Ciudad de México, donde hoy las consideramos una plaga que ataca nuestras cocinas, fruteros y plantas en los departamentos, o los jardines de las casas, existe una leyenda acerca de la hormiga pintada en la torre del campanario de la Parroquia de Santos Apóstoles Felipe y Santiago de la delegación Azcapotzalco, se dice que esta hormiga se mueve, y camina de manera muy lenta hacía la punta del campanario, cuando la hormiga logre alcanzar su meta, el mundo se acabará, o al menos, de acuerdo con otras versiones, Azcapotzalco encontrará su fin. El origen de la leyenda, así como quien pintó la hormiga en la torre del campanario, es algo que se desconoce.

Por otro lado, las hormigas son uno de los insectos que pululan sin ningún problema, en diferentes especies, por la Ciudad de México.

Advertisements